lunes, 12 de septiembre de 2011

Sueño de Una Noche de Verano

No es que haya sido descuidad con el blog estas dos largas semanas, sino todo lo contrario… Tenía preparada esta entrada desde hacía dos lunes y por circunstancias muy fuera de mi alcance e incomprensibles y que no deberían de formar parte de este mundo tan ya, muy imperfecto… He estado bloqueada, hundida a ratos en algo que prefiero no recordar y una vez más, he sacado las agallas y me he vuelto a agarrar a todo lo que tengo con más fuerza aún. Aunque cada vez parece que dejo un poco de mi corazón o de alma por el camino y solo me sujetan los huesos, la piel y la fuerza de voluntad… Y de esto se trata mi blog, de mi vida, en su parte más auténtica--- No habla de lo que hay por la calle, de lo que todos vemos… A veces también sobre eso, aunque no se me da tan bien… Hablo de la vida, pura y dura. De mi vida, de lo que duele, de lo que hace felices, sin tapujos, con la vida arrastras tal y como es, loca así de loca.

 
Fotografía: Federica

Esta entrada pertenece a la del lunes 29 de Agosto….

Estaba atardeciendo el pasado domingo… Escuchaba al inimitable “Artie Shaw”… Tras un fin de semana de ensueño. Volvimos a Madrid el martes 22 de Agosto, nos incorporamos el miércoles y después de unos días con una temperatura digna de Septiembre, nos pudimos incluso escapar una vez más al Pantano y disfrutar de la familia, de los perros, de unos baños solitarios, de largas conversaciones, la recogida de calabacines de la huerta, las moras de los árboles (mañana me pongo a hacer mermelada y Coulis para el Magret de Pato…) y los huevos frescos de las gallinas. Y la compañía de mi pequeño cuñado de 14 años ha sido como volver a ser una niña gamberra llena de heridas y fango (aunque él ya es todo un hombre).


 
Fotografía: Federica

El pasado Domingo, disfruté de un fantástico Chablis con los pies descalzos sobre el césped, mientras leía o devoraba con la mirada fija un artículo del “Elle a la Table” sobre Gerard Margeon, nada más y nada menos que el chef Sommelier de Alain Ducasse, y su admirable nueva división y descripción de los vinos franceses según su zona geográfica. Me había enfrascado, naturalmente, en un bote de Relek extra fuerte para los mosquitos y olía a carbón, a chimenea, a barbacoa, a fuego en medio del campo. Sencillamente perfecto. La mezcla del humo con el Relek me recordará siempre a África, al Kalahari.


Fotografía: Federica


He vuelto con las pilas cargadas como se suele decir, llena de entusiasmo para esta Rentreé de Agosto y comenzar con toda la locura de Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre… Los cursos, los capítulos de video de cocina, Halloween, Noviembre y la esperadísima Navidad. Y no sólo, con las mangas muy bien remangadas para muchas horas de trabajo agotadoras. Creo que no hay otra manera de enfocar esta vuelta, tras unas vacaciones necesarias para reponerme pero al mismo tiempo, obligadas y en plena crisis. Creo que si hubiera vivido hace ciento cincuenta años, me habría embarcado con una mano delante y otra detrás en unos de esos barcos con rumbo a América y a lo desconocido.
Eso sí, me fascina que en un país que se encuentra, según leemos y vivimos todos los días (con los vecinos, la prensa, la televisión, en el trabajo), en pleno huracán abrumador y que desanima a cualquiera a salir de su propia cama… Como es posible que a 29 de Agosto esta ciudad siga igual de apagada que a principios de mes, que se encienda nada más ni nada menos que el 5 de Septiembre fecha en la que todo el mundo lleva girando desde hace muchísimos días. Y además, la depresiva vuelta, la tristeza por el fin de las vacaciones, la lamentable monotonía… Desde luego ni a base de Prozac tendremos la voluntad de seguir adelante en este otoño que, seguramente, no nos dejará indiferentes. Siempre hay una buena excusa para lamentarnos, yo la primera, pero las lamentaciones no sirven para nada, nadar aunque nos estemos hundiendo, sí ayuda, por lo menos a nuestro espíritu.
Sólo escucho: las vacaciones cortas, qué tristeza la vuelta al trabajo… Pero nadie da gracias por seguir teniendo trabajo.



Fotografía: Federica

Este viernes me voy de nuevo a Francia, con el camión, mi socio y marido, los perros y la cabeza llena de ideas. Está claro que una vuelta así, es muchísimo más llevadera. Son 2800 km en 3 días, despertador a las seis de la mañana, mucho frío o muchísimo calor, pero increíblemente romántico, y ahora que estoy a punto de cumplir dos largos y tempestuosos años de casada (que dicen son lo más difíciles no??), no puedo imaginar mejor plan y sobre todo, mejor compañía. El amor es gratis y al mismo tiempo lo más caro, no se puede comprar, no se puede vender, no se puede traspasar. Y no sé si todos tenemos la suerte de encontrar a la persona perfecta para seguir caminando, a tu mejor amigo, tu confesor, la persona que te conoce mejor que nadie y aún así te sigue queriendo y admirando, la que te ve recién despertada, en el típico día malo que todo te sienta mal, que te ves horrorosa y todo parece caerse a l suelo… Y te sigue la corriente como si nada pasara y hasta te arranca una sonrisa (y eso que yo soy muy gruñona)… Con la que puedes pelear hasta la locura y amar hasta no poder respirar… Bueno, creo que entonces podemos descansar en el puerto que todos merecemos.
Yo desde luego eché mis anclas hace casi cuatro años y no obstante la noria imparable, sigue siendo no sólo lo mejor de mi vida, sino lo que me da la vida cada día que abro los ojos. Y al final, es lo único que cuenta.


Fotografía: Federica


Fotografía: Federica

Esta noche voy a dedicar mi tiempo a mi marido. Mi propósito de hoy, a parte de beber Té verde todo el día e intentar perder el mega flotador que se ha colgado de mi cintura (hasta hace pocos meses imposibles de reconocer en mi cuerpo redondo pero de cintura de avispa y mini cadera) y de mis brazos (arrgghhhhhh)… Era el de dedicar un poco de tiempo a las personas que quiero, High Quality Time, y no romperme la cabeza porque mi Mac, que murió hace dos semanas y por el cual me piden 1200 euros para repararlo, me haya dejado tirada en la estacada, mi Canon este en vías de reparación y no pueda hacer más de mi fotos… Voy a dejar atrás el estrés de las facturas y voy a hacer todo lo posible por ser encantadora y pasar una noche “modelo años 50”.
Reconozco que me asusta un poco o me deja al desnudo e indefensa, esto de tener que escribir cada semana, sobre todo esta entrada tan personal. Me gusta la disciplina que ello conlleva, pero no soy una Blogger ni muchísimo menos, no le dedico tiempo, no lo he acabado ni lo he diseñado al completo, y la mayoría de las veces se me olvidan muchas de las cosas sobre lo que me gustaría escribir. Entiendo que no lo debo de hacer nada bien, pero me gusta tener que contar algo, por insignificante que sea. Y desde luego, la primera y mejor Blogger, si puedo decirlo, fue esa pequeña rubia de Manhattan que nos enloquecía con sus modelos maravillosos llamada Carrie Bradshow.




The Best Olive Oil Ever, Saint Remy de Provence
Fotografía: Federica


Chateau de L Estoublon perfect Olive Oil
Fotografía: Federica


Las fotos de esta entrada son mías… Pero no me siento muy orgullosa de ellas… espero recuperar mis fotos cuanto antes (ya que el zapato ordenador que manejo no reconoce ni siquiera mi Iphone!!).
Me gusta seguir pensando que las vacaciones no son una fecha obligada que cumplir, sino un estado de ánimo y tenemos, durante todo el año, la posibilidad de organizar una pequeña escapada de dos días o coger uno de los miles de puentes que hay en nuestro calendario laboral. Todo el mundo habla del GLAMPIING, una forma muy diferente de pasar las vacaciones, sean en invierno o en verano; con un presupuesto controlado, disfrutando de la naturaleza y cambiando nuestra rutina por un auténtico y cuidado Bac to the Basics.

Os recomiendo que visitéis estas tres Webs y sigáis disfrutando de la semana.



Para concluir, me gustaría reproducir lo que la pareja francesa dueña del espacio MERCI de París toma como himno a la vida del día a día. Una forma más de dar las Gracias por todo, todo lo que tenemos.
“MERCI QUI, MERCI QUOI?
“j’ai ce que j’ai donné” Jean Giono

 Merci...

4 comentarios:

AMANITA dijo...

Hay que ser como la ranita que subió un rascacielos gracias a que era sorda y no podía oir al resto que la desanimaba, sólo se oía a si misma. Muchos bicos.
Como escritora eres fantástica.

http://isauraamandabybastos.blogspot.com

Susana dijo...

Gracias por los links...tienen una pinta increíble.

wishlist aran dijo...

A mí me encanta tu blog, tu manera de escribir y las fotografías que cuelgas en cada post, espero con entusiasmo siempre las entradas, ¿si eres buena o mala?, para mí eres buena muy buena y por eso te sigo.
Me permites seguir soñando despierta, así que, yo hoy te digo un enorme, MERCI!!!!!!!, por tener siempre algo bonito que contar en estos tiempos de crisis.
MERCI, MERCI, MERCI.......
www.goopcloset.blogspot.com

BelaSabela dijo...

Lovely!!!

Publicar un comentario